Historia y Patrimonio

Introducción

Una larga historia de más de 100 años de explotación forestal y desforestación término el año 2012 para una significativa porción de bosque templado lluvioso que todavía alberga la especie Nothofagus Alpina-Raulí en la cordillera de la costa de la región de Los Ríos.

Gracias a las gestiones realizadas por la familia San Martin Schröder los destinos de estos predios han cambiado dando paso a un área protegida la cual se define como “Espacio geográfico claramente definido, reconocido, dedicado y gestionado, mediante medios legales u otros tipos de medios eficaces para conseguir la conservación a largo plazo de la naturaleza y de sus servicios ecosistémicos y sus valores culturales asociados” (Dudley, 2008). La gestión de esta área protegida se enmarca en la categoría VI de la UICNN (2008) la cual tiene como objetivo proteger los ecosistemas naturales y usar los recursos naturales de forma sostenible, cuando la conservación y el uso sostenible puedan beneficiarse mutuamente.

El Área Protegida Reserva Natural El Raulintal de más de 2.000 ha de extensión, se ubica en la Cordillera de la Costa, íntegramente en la ciudad de La Unión, Capital de la Provincia del Ranco de la Región de Los Ríos, desde donde se accede por la ruta T-80 distante a 35 kilómetros del centro de la ciudad en dirección oeste. Por esta misma ruta se tiene acceso a los alerces milenarios de una belleza incomparable del Parque Nacional Alerce Costero, colindantes y presentes también en el Área Protegida Reserva Natural El Raulintal. Toda esta área se caracteriza principalmente por presentar una rica diversidad biológica y cultural, albergando una de las concentraciones más altas de especies endémicas en el país.

Mapa
 

Fundamentos para su creación: Antecedentes generales

El bosque templado lluvioso de tipo Valdiviano destacan por su singularidad e importancia para la conservación de la biodiversidad a nivel global. Diversos organismos internacionales han fijado su atención en este territorio, por constituir uno de los ecosistemas más valiosos y amenazados del planeta e identificado como parte del segundo mayor bloque de bosques templado-lluvioso existente en el planeta.

Por otro lado, la sección de la Cordillera de la Costa ubicada entre las regiones del Biobío y de Los Lagos ha sido calificada como un paisaje prioritario para la conservación del bosque templado valdiviano. Sus condiciones de estabilidad climática y su diversidad de ambientes han permitido que se mantenga un extraordinario nivel de biodiversidad y especies restringidas a esta parte de la cordillera y en particular la Cordillera Pelada, que destaca por ofrecer una completa representación de los bosques costeros. Por ello fue identificada en la Estrategia Nacional de Biodiversidad (CONAMA 2004).

En sectores de cumbres por encima de los 700 metros se desarrolla la población más al sur del bosque resinoso costero de alerce, especie leñosa endémica que destaca por registrar individuos con edades superiores a los 3000 años y por lo cual es una especie catalogada como Monumento Natural. Intensamente explotada desde la antigüedad, estos bosques pueden observarse en el sector El Guindo y en torno al área Catrileufu, donde existen pequeños relictos de bosque milenario. Asociado a estos bosques costeros, se desarrollan otras especies interesantes como comunidades a zonales de turbera con ciprés de las guaitecas y ciprés enano, en las que se encuentran especies de plantas carnívoras características de estos medios saturados de agua y muy pobres en nutrientes (Blanco y de la Balze 2004).

Antecedentes Físicos

Geomorfología

Parte del área protegida El Raulintal, corresponde a la sección de la Cordillera de la Costa llamada Cordillera Pelada, ubicada a ambos lados del río Bueno, según algunos autores son “altas pampas abatidas por el viento húmedo del oeste, donde la vegetación arbórea del tipo bosque húmedo no subsiste más que en estado arbustivo y las turberas aparecen rodeadas por especies típicas de bosques patagónicos subantárticos”. Desde el punto de vista geomorfológico, esta zona se clasifica a nivel nacional como Región Central Lacustre y del Llano Glaciovolcánico. Debido a que la cordillera costera no se vio afectada por eventos glaciogénicos, la geomorfología actual del paisaje en ésta responde a eventos generados por agentes erosivos, climáticos y fluviales. De esta manera, la Cordillera Pelada se caracteriza por presentar una cadena montañosa de baja altitud, que sobrepasa levemente los 1000 msm (cerro Mirador: 1084 msm y cerro Azul: 1029 msm). Se ha clasificado como una cadena larga de planicies y lomajes suaves cruzados por numerosos cursos de agua, muchos de los cuales se originan en la ladera occidental y otros de mayor magnitud en la cordillera de los Andes.

Temperaturas y precipitaciones

El Tipo de clima del sector según Koeppen corresponde al de transición entre templado cálido a un clima de costa occidental con influencia mediterránea y se caracteriza por altas precipitaciones (mayores a 4.000 mm), concentradas en invierno y temperaturas medias entre los 9,5°C y 12,1°C.

Suelos

En general en la Cordillera de la Costa y especialmente en la Cordillera Pelada, los suelos tienen una formación in situ. En los sectores más altos son muy delgados y alcanzan una profundidad máxima de 25 cm, presentando una fuerte erosión del manto y un drenaje superficial excesivo a tal extremo que en algunos casos se generan cárcavas de origen fluvial. En algunas zonas donde hubo incendios se ha perdido la componente orgánica del suelo, sin embargo en general se puede encontrar estratos de hasta 10 cm de grosor dominados por cuarzo y guijarros de erosiones recientes. El sistema de raíces alcanza su mayor concentración en los 30 cm, aunque excepcionalmente puede llegar hasta los 50 cm. El suelo presenta variaciones de espesor a causa de afloramientos rocosos con texturas finas y moderadamente finas. En el caso particular del Alerce, se encuentra generalmente asociado a suelos delgados de mal drenaje y muy pobres en elementos nutritivos (Donoso 1995). El color oscuro amarillento se origina por la vegetación densa de las especies perennifolias, que generan microambientes oscuros y húmedos, y junto a esto la alta pluviosidad y bajas temperaturas permiten que el hierro se mantenga de manera hidratada y en consecuencia otorga el color al suelo.

Diversidad Biológica: Fundamentos para su creación

La Diversidad Biológica o Biodiversidad es un concepto que comprende a todas las especies de plantas, animales, hongos y microorganismos existentes en la actualidad que se agrupan en cinco grandes reinos de la naturaleza: reino vegetal, animal, de los hongos, de los protistas, de las moneras. Al preguntarnos ¿qué es biodiversidad y diversidad biológica?, se abre una ventana de respuestas llena de riqueza natural, la cual integra la variación genética que hay entre los individuos, variedad de especies y todos los ecosistemas existentes. El concepto abarca tres niveles: Diversidad, es decir diversidad genética, diversidad de especies y diversidad de ecosistemas.

Diversidad Genética

Es la variabilidad en la información genética entre individuos de una misma especie que evoluciona. Los procesos evolutivos implican cambios morfológicos y ecológicos de las especies, y este cambio depende de la cantidad de variabilidad genética debido a los procesos de selección natural y procesos azarosos.

Diversidad de Especies

Se refiere a la variedad de especies en un ecosistema, a la relación que tienen entre ellas y a la manera como compiten por recursos, bajo procesos de adaptación, ecoexistencia, reproducción, sobrevivencia y mantención en sus biorregiones. Este mecanismo de relaciones y sus resultados finales, integran de manera clave el funcionamiento total del ecosistema.

Diversidad de Ecosistemas

Reúne la variedad de bosques, desiertos, praderas, ríos, lagos y mares, que interactúan entre sí y con las condiciones no vivas de sus ambientes. Implica diferencias e interrelaciones entre sistemas de organismos, y abarca todos los sistemas, su funcionamiento y sus componentes. En este caso, cabe destacar la longevidad de los ecosistemas de alerce costero presentes en el Área Protegida de más de 1000 años de vida.

Ecosistemas Terrestres

¿Qué es un ecosistema? Para aproximarnos a la respuesta, consideremos el ecosistema del bosque nativo. La unidad ecológica (ecosistema) particular y única en el mundo que denominamos “bosque nativo” está conformada por el conjunto de componentes vegetales y animales, más los componentes no vivos (agua, aire, minerales y materia orgánica del suelo), junto con los procesos climáticos (precipitación, humedad relativa, temperatura, y otros).Al hablar de bosque nativo, en nuestra región, nos referimos a la Selva Valdiviana, al Bosque Templado Húmedo o Bosque Templado Lluvioso. Decimos que es “nativo” porque los tipos de organismos característicos que lo componen, se originaron y evolucionaron en estos territorios, y estaban aquí a la llegada de los seres humanos.

Factores de desctrucción del bosque

A pesar de existir las leyes, los bosques templados están permanente e irremediablemente amenazados. Más allá de las leyes, lo que en último término protegerá a los bosques será la actitud, la decisión y la acción que cada uno de nosotros tome en lo que le corresponda respecto de su conservación; comprendiendo cómo se organiza y funciona el ecosistema, conociendo a los elementos que lo componen (seres vivos y no vivos), podremos ser capaces de eliminar o disminuir su destrucción. Y, así también, podremos descubrir usos alternativos que nos permitan gozar de sus beneficios sin perder el ecosistema. La destrucción de los bosques se relaciona, en gran medida, en forma directa con la presencia humana. La pérdida de bosques por fenómenos o accidentes naturales es comparativamente muchísimo menor. Entre los principales factores que determinan la destrucción del bosque, figuran:

  • La leña, que en nuestra región constituye la principal fuente de energía tanto en la industria, oficinas públicas, empresas turísticas e inmobiliarias, como en los domicilios de la gran mayoría de los habitantes. El consumo de leña en la región constituye por lejos la principal causa de destrucción del bosque nativo.
  • Los incendios forestales, que en su mayoría son causados directa o indirectamente por los humanos, dan cuenta de la desaparición de miles de hectáreas de bosques.
  • La producción de astillas (para exportación), que como programa de generación de actividad económica se instauró en el año 1986,pero que se estableció en forma definitiva hasta hoy, como una actividad ampliamente practicada en toda la región, con bajos retornos económicos y altos daños ambientales.
  • La sustitución de las especies forestales nativas por especies exóticas introducidas (pino y eucalipto) para la producción de pulpa y papel.
  • La extracción para usos maderables a través de la explotación de especies nativas para fines de construcción y mueblería.